espina-bifida-gama

La Espina Bífida es una malformación que afecta al eje del cuerpo (médula y columna vertebral) entre la tercera y cuarta semanas de embarazo. Aparece cuando entre los días 23 y 26 de embarazo la estructura que da origen a la médula y el cerebro (Tubo neural) no se cierra correctamente. No se sabe a ciencia cierta la causa de la espina bífida, sin embargo hay estudios que afirman que se debe a una deficiencia de ácido fólico durante el embarazo (rl cual es necesario para la síntesis de ADN).

La espina bífida puede ser leve o severa, dependiendo del tipo de defecto, lo grande que es, donde se produce y si hay otros problemas relacionados.

El mielomeningocele es la forma más grave de espina bífida. En esta forma la médula espinal y su cubierta protectora sobresalen de una abertura en la columna vertebral.

Meningocele es una forma de espina bífida en la cual la médula espinal se desarrolla normalmente pero las meninges sobresalen de una abertura de la columna vertebral.

Oculta es la forma más leve, en el que una o más vértebras están mal formadas y cubierto por una capa de piel.

Las distintas partes afectadas pueden ser:

Cognición y percepción
1. Consciencia de sí mismo y de otras personas.
2. Problemas de comprensión.
3. Problemas de percepción visual.
4. Lentitud en ciertos razonamientos, resolver problemas escolares.
Problemas Genitourinarios
1. La mayoría de niños con Espina Bífida de tipo mielomeningocele tienen incontinencia vesical y anal.
2. También hay lesiones en la función renal.
3. Supone un problema social grave en la adolescencia (integración, imagen personal).
Problemas en la motricidad manual
1. Presentes en la hidrocefalia y con la malformación de Arnold-Chiari.
2. Torpeza y descoordinación.
3. Falta de destreza manual.
4. Dificultad en las actividades gráficas y coordinación bimanual.

La Espina Bífida en el Contexto Escolar
La espina bífida en la escuela persigue dos objetivos principales: divulgar las especificidades de la espina bífida y, sobre todo, concienciar sobre la diversidad de las personas para fomentar actitudes positivas de respeto, solidaridad y tolerancia frente a la discapacidad

Como docente, antes de embarcarse en el camino de la enseñanza-aprendizaje con alumnos/as con Espina Bífida, es totalmente necesario tener en cuenta lo siguientes puntos:

El grado de afectación de la médula espinal.
Los puntos fuertes y débiles antes de programar la clase. (El nivel suele ser mucho más bajo en matemáticas, más alto en lectura y ortografía. A menudo los niños tienen problemas con la memoria, la comprensión, la atención, la impulsividad, las secuencias, la organización y el razonamiento)
Las adaptaciones deben ir enfocadas al alcance de su máxima autonomía y desarrollo social, cognitivo y emocional
Desarrollo de una estrategia para conseguir la participación en las tareas junto con el resto de compañeros, como por ejemplo en Educación Física, adaptar ciertas actividades y darle un papel imprescindible sin el que él o ella la actividad no pueda llevarse a cabo.
Ser creativo e innovador a la hora de adaptar actividades y tareas desde el conocimiento de esta discapacidad.
Buscar apoyo en todo el equipo (padres, psicólogos, orientadores, sanitarios y otros compañeros).

A parte de la evaluación psicológica, se deben evaluar áreas como la memoria, la atención, el razonamiento…y suele hacer mediante una evaluación neuropsicológica.

Estudiar los informes escolares, médicos y psicológicos.
Entrevistarse con la familia del alumno.
Una observación directa por parte del profesorado al alumno.
Analizar todas las tareas y trabajos que realiza.
Realizar varias pruebas, test, escalas.

Es sumamente importante, la interpretación de este tipo de pruebas para tomar decisiones sobre la intervención y ubicación escolar.

Pero nunca debemos olvidar al propio alumno, al entorno en el que el se siente mejor, a las condiciones que, por su persona, favorecen su aprendizaje y educación.

Una vez asumidos todos los puntos anteriores y con los conocimientos suficientes para afrontar la educación con estos niños, es hora de tener en cuenta estos otros puntos:

Fomentar tareas cooperativas.
Diseñar actividades con objetivos comunes a todos y todas.
Las áreas destinadas al juego y entretenimiento deben ser accesibles, evitar las barreras arquitectónicas.
Crear un diálogo abierto en el aula sobre la diversidad, potenciando las características comunes y facilitando así crear lazos para el juego.
Favorecer la estimulación sensorial.
Ser flexible en los tiempos de trabajo, ya que estos alumnos necesitan más tiempo para llevar a cabo las actividades ya que pueden tener dificultades para coordinar o precisar sus movimientos y así evitar que el alumno la haga bajo agobios, tensiones o presión.
Es necesario evitar el trabajo bajo tensión muscular e intentar corregir la postura; para ello existen mesas regulables y con una hendidura que facilita la posición erguida.

Las necesidades educativas especiales varían en función de las características de cada alumnado en el sentido de los diversos grados que presenta la espina bífida y peculiaridades que presentan.

Aquí os dejo unos enlaces que servirán como material didáctico para la inclusión:
Pepe Lino y sus colegas https://docs.google.com/file/d/0B6Zgzlyz01TFNGdsdHpOSjBEcWlJR2lYNzFUcUp2ZmN3ejFF/view

Los zapatos de Marta http://www.minusval2000.com/pdf/los_zapatos_de_marta.pdf

Corto sobre personas con Espina Bífida https://www.youtube.com/watch?v=tUWjiooAZ_s

CategoryClínica, Consejos

Llámenos al        958 408 805